Tarta de natillas de rosa mosqueta o escaramujo

Tarta de natillas de rosa mosqueta o escaramujo

Si no te gustan las galletas, la tarta de natillas de rosa mosqueta puede ser más tu estilo. Es una hermosa natilla en una corteza de mantequilla y cubierta con un glaseado de miel de rosa mosqueta.

¿Cómo se hace la tarta de natillas de rosa mosqueta o escaramujo?

 Ingredientes para la base de la masa de la tarta

  • 200 g de harina
  • 100 g de mantequilla fría, cortada en dados
  • 20 g de almendras molidas
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 huevo batido
  • De 1 a 4 cucharadas de agua fría
  • Una pizca de clara de huevo

Ingredientes para el relleno de las natillas

  • Leche (320 ml)
  • 80 g de azúcar blanco sin refinar
  • 5 yemas de huevo de corral (los huevos deben ser congelados)
  • 25 g de harina de maíz (hacerla pasta añadiendo agua fría)

Ingredientes para la guarnición y el glaseado

  • 200 ml de jarabe de rosa mosqueta
  • 2 cucharadas de harina de maíz
  • 2 cucharadas de miel
  • 100 g de escaramujos, recién sacados del congelador

Elaboración

  1. Añadir la harina, las almendras molidas y la levadura en polvo en un bol grande y frotar con la mantequilla hasta que la mezcla se parezca al pan rallado.
  2. Añadir el huevo batido y el agua fría, 1 cucharada a la vez (lo suficiente para hacer una masa). También se puede mezclar en un procesador de alimentos y añadir el agua al final.
  3. Formar una bola con la masa, envolverla en film transparente y enfriarla en la nevera durante al menos 30 minutos.
  4. Precalentar el horno a 200 °C y engrasar un molde de 23 cm de diámetro.

Elaboración del relleno

Para preparar el relleno:

  1. Llevar la leche a ebullición en un cazo mediano y batir.
  2. Retirar del fuego y batir el azúcar y las yemas en un bol mediano durante 3-5 minutos, o hasta que la mezcla forme cintas gruesas al batir. Añadir poco a poco la pasta de harina de maíz con un batidor hasta que esté bien mezclada.
  3. Verter lentamente la leche caliente, mezclar bien y volver a poner la mezcla en la olla. Calentar la mezcla hasta que hierva, removiendo constantemente.
  4. Calentar durante un minuto más, luego verter la mezcla en un bol y dejar enfriar durante 10 minutos. Cubrir con film transparente y dejar enfriar en la nevera.
  5. Extender la masa en una superficie de trabajo enharinada hasta que tenga 1/2 cm de grosor y forres una bandeja de horno con ella. Pincelar con un poco de clara de huevo, cerrar el molde y hornear durante 15 minutos (hasta que estén dorados y crujientes).
  6. Dejar que se enfríe un poco y luego pasarlo con cuidado a una rejilla. En este punto se puede tapar y guardar durante un par de días antes de utilizarlo.

Elaboración del glaseado

Para hacer el glaseado:

  1. Llevar a ebullición la mitad del jarabe de rosa mosqueta en un cazo y retirar la sartén del fuego.
  2. Disolver la maicena en el jarabe restante y volver a ponerlo rápidamente en la sartén y calentar, removiendo, hasta que espese.
  3. A continuación, añadir la miel, llevar a ebullición y retirar la sartén del fuego. Apartar y dejar enfriar.
  4. Cuando se vaya a montar la tarta, verter el relleno de las natillas, cortar con cuidado los extremos de los escaramujos con un cuchillo afilado, cortarlos por la mitad a lo largo y retirar las bolas de semillas con una cucharilla.
  5.  Colocar los escaramujos con la parte cortada hacia abajo sobre las natillas. Verter el glaseado en una jarra y rociar por encima. Enfriar en la nevera hasta el momento de servir.

Kétchup de escaramujo o rosa mosqueta

Kétchup de escaramujo

En los países escandinavos, los escaramujos se recogen en abundancia a finales del verano. Muchos se marchitan en la rama, sin embargo, los jarabes y las mermeladas son excelentes productos elaborados con este interesante fruto forrajero.

Es difícil describir el sabor de este kétchup, pero yo diría que es una mezcla entre la terrosidad de las ciruelas secas y la acidez de las manzanas. Utilízalo en sándwiches de salchichas y queso o como salsa para verduras crudas. Para esta receta, asegúrate de elegir escaramujos que sean gordos, ligeramente blandos y que se puedan aplastar al apretarlos con los dedos (ten cuidado al hacer esta última prueba, ¡puede haber espinas!).

¿Cómo hacer el kétchup de escaramujo o rosa mosqueta?

Ingredientes.

  • 2 kg de escaramujos (con tallos y colas).
  • 1 diente de ajo picado
  • 1 cebolla grande, finamente picada
  • 100 ml de vinagre de malta
  • 60g de azúcar moreno
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 2 clavos enteros
  • 1/2 cucharadita de pimienta de Jamaica (molida)

Elaboración

  1. Precalentar el horno a 100°C. Lavar bien los tarros con agua caliente y jabón, enjuagarlos bien, colocarlos en una bandeja de horno y esterilizarlos en el horno durante 20 minutos. Dejar enfriar.
  2. Poner 200 ml de agua en una cacerola, añadir los escaramujos, el ajo y la cebolla y cocer tapado, a fuego medio durante 20-25 minutos hasta que los escaramujos estén blandos en el centro al apretarlos firmemente (el tiempo exacto dependerá del tamaño de los escaramujos, así que hay que añadir más agua si la cacerola parece estar demasiado seca).
  3. Añadir los escaramujos tamizados a un bol, por tandas. Este es un proceso sucio, pero el objetivo es sacar toda la pulpa posible de las semillas de rosa mosqueta. Si quieres extraer más pulpa, vuelve a poner las semillas coladas en la olla con 100 ml de agua, calienta y vuelve a colar.
  4. Una vez que haya salido toda la pulpa, ponerla de nuevo en la sartén con el vinagre, el azúcar, la canela, el clavo y la pimienta de Jamaica.
  5. Llevar a ebullición a fuego medio y cocer a fuego lento durante 10 minutos. Cocer a fuego lento hasta que adquiera un color rojo intenso y se asemeje a una salsa espesa. Si el kétchup parece demasiado espeso, añada un chorrito de agua.
  6. Verter el kétchup en los tarros preparados, ciérralos y guárdalos en el frigorífico hasta 2 meses.

Vinagre de escaramujo

Vinagre de escaramujo

El vinagre de escaramujo o rosa mosqueta tiene un sabor picante y brillante con un toque cítrico y, no sólo va bien con las verduras y las ensaladas, sino también con el jamón, las carnes ahumadas y el pescado, y también es un gran complemento para las salsas de caza.

Cómo hacer vinagre de rosa mosqueta.

Ingredientes.

  • Rosa mosqueta, natural.
  • Vinagre de vino blanco. Utilizar vinagre de vino blanco porque es más ligero y fino que el vinagre de vino tinto o el vinagre de sidra de manzana.
  • Cáscara de naranja, sin encerar.

Elaboración de la receta

Esta receta es muy sencilla y hace suficiente vinagre delicioso para llenar una botella:

  1. Lavar y secar los escaramujos y pincharlos por todas partes con una aguja. Esto permitirá que el aroma salga del fruto de la rosa mosqueta.
  2. Pelar la piel de la naranja, dejando fuera la mayor parte posible de la médula blanca amarga. Cortar la cáscara en cuadrados de 2 cm.
  3. Colocar los escaramujos en una brocheta, con la naranja en medio, en un tarro esterilizado.
  4. Verter el vinagre sobre ellos y cubrirlos todos con vinagre.
  5. Colocar en la nevera durante 2 semanas para que madure.
  6. Retirar las brochetas y los escaramujos, o si quieres dejarlos dentro, añadir más vinagre para mantener los escaramujos cubiertos.

Recomendaciones

Se puede utilizar para dar sabor al pollo y al cerdo, adornar las verduras de invierno o añadir un sabor cítrico afrutado a las ensaladas sencillas.

Algunas rosas mosquetas son muy ricas en pectina natural. Si se deja el líquido demasiado tiempo (más de 6 semanas), los escaramujos pueden convertirse en una gelatina espesa.

Cuando esto ocurra, transfiere el contenido del frasco a un bol. Añade otra taza de vinagre y remueve enérgicamente para deshacer los grumos de la gelatina. A continuación, añade la rosa mosqueta y el vinagre y llena el tarro.

Sopa de escaramujo

Sopa de escaramujo

En este artículo vamos a compartir contigo una sopa muy deliciosa y ligera, la sopa de escaramujo o rosa mosqueta, para los que están a dieta o simplemente quieren probar un nuevo sabor.

La sopa de rosa mosqueta es muy común en Suecia. Tiene un sabor exquisito y único, además, sus propiedades son muy saludables. Puede disfrutarse como bebida o como postre con leche, nata o helado de vainilla con pequeñas galletas de almendra. Es un alimento básico de la cocina sueca que nunca pasará de moda para los que lo aman.

Una sopa de rosa mosqueta maravillosamente deliciosa (y sencilla).

La sopa de rosa mosqueta no requiere proporciones exactas, es una cuestión de gusto y cantidad. Pero nunca nos ha picado la sopa, aunque hemos cocinado la rosa mosqueta entera con las semillas. Por supuesto, si no tienes escaramujos frescos, puedes utilizar la misma cantidad de escaramujos secos o congelados, o comprar escaramujos en polvo.

Ingredientes

  • Unos 6-7 dl (2,5-3 tazas) de rosa mosqueta fresca.
  • Agua: unos 2 litros (8,5 tazas)
  • Azúcar: de 0,5 a 1,5 dl (de 0,2 a 0,8 tazas) (al gusto)
  • Para espesar: 1,5 cucharadas de fécula de patata + un poco de agua
  • Al gusto: canela, vainilla, ralladura de limón, etc.

Elaboración de la sopa de escaramujo

  1. Retirar los tallos y platillos de la rosa mosqueta y enjuagarlos con agua.
  2. Poner la rosa mosqueta en una olla con agua y hervir hasta que esté blanda. El tiempo de cocción dependerá del tipo y el grado de madurez de la rosa mosqueta; comprueba si se pueden triturar después de 15 minutos. En algunos casos, pueden necesitar otros 15 minutos.
  3. Retirar la sartén del fuego y añadir los escaramujos. Puedes utilizar un pasapurés, una batidora de mano o el colador de una batidora.
  4. Pasar el puré de rosa mosqueta por un colador de malla fina. Si todavía queda mucha pulpa, añade agua a la mezcla y vuelve a colar.
  5. Si los escaramujos tardan en ablandarse y gran parte del agua se ha evaporado, añade más agua.
  6. Lavar la sartén y retirar las pieles y las semillas. Volver a poner la rosa mosqueta en la cacerola y llevarla a ebullición.
  7. Incorporar la fécula de patata con un poco de agua. Una vez que la sopa hierve, se retira del fuego y se añade el agua de fécula de patata.
  8. Añadir una pequeña cantidad de azúcar. ¿La sopa no sabe a “nada”? Añade más azúcar, porque el sabor de la rosa mosqueta no aparece hasta que la sopa está endulzada, así que aumenta gradualmente la cantidad de azúcar.
  9. También puedes añadir canela, vainilla en polvo o ralladura de limón si lo deseas.
  10. Servir la sopa caliente y adornarla con macarrones de almendra (mostrados abajo) y crema batida.
Sopa de escaramujo

Macarrones de almendra (sabor adictivo).

Los macarrones de almendra son bastante adictivos sin importar lo que sean. Sin embargo, la mayoría de las recetas que hemos visto incluyen pasta de almendras y huevos. Estos macarrones de almendra no se extienden mucho en la bandeja, por lo que se puede añadir mucho. Si desea una versión ligeramente superior, aumenta la cantidad de coco a 1,5 dl (0,6 tazas). Puedo obtener unos 80 macarrones de esta receta.

Ingredientes

  • 1,5 dl (0,8 taza) de almendras (100 g)
  • 1 dl (0,45 taza) de coco seco (35 g)
  • 1,5 dl (0,8 taza) de azúcar en polvo (unos 100 g)
  • Una pizca de vainilla en polvo
  • Claras de huevo (2)

Elaboración de los macarrones de almendras

  1. Poner el horno a 200°C (390°F). Prepara una bandeja para hornear (preferiblemente de silicona).
  2. Triturar las almendras en una batidora hasta obtener una harina de almendras fina. Si no tienes una batidora, puede utilizar un molinillo de almendras o comprar harina de almendras ya preparada.
  3. Mezclar en un bol la harina de almendras con el coco, el azúcar en polvo y la vainilla en polvo.
  4. Añadir las claras de huevo y mezclar con una espátula hasta que se forme una pasta.
  5. Poner los macarrones pequeños en una bandeja. Los macarrones no se extenderán mucho, así que puedes colocarlos muy juntos.
  6. Hornear los macarrones durante 8-10 minutos, o hasta que estén ligeramente dorados.

Recomendaciones.

La sopa de rosa mosqueta puede servirse caliente o fría. El helado de vainilla es un complemento clásico, pero también se puede añadir nata montada para que sea más ácida.

Si no tienes tiempo para hacer macarrones de almendra, puedes comprarlos ya hechos. Si no, puedes utilizar almendras laminadas o galletas dulces u otras galletas.

Los aromas utilizados en las fuentes históricas son la canela, el limón y el vino. ¿Tal vez puedas probarlos?

Si quieres evitar el azúcar refinado, puedes endulzar con zumo de manzana.

Flan de manzana con salsa de escaramujo

Flan de manzana con salsa de escaramujo

Otra forma de disfrutar el escaramujo es servir un esponjoso flan con una rica y dulce salsa. Para preparar este delicioso postre necesitarás el siguiente grupo de ingredientes.

Ingredientes

Ingredientes para el flan:

  • Medio litro de leche
  • 5 huevos
  • 6 cucharadas de azúcar blanco
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 rama de canela
  • 1 limón
  • 2 manzanas pequeñas.

Ingredientes para la salsa:

  • 1 taza de escaramujos lavados y partidos por la mitad
  • 1 taza de agua
  • 1 taza de azúcar.

Elaboración del flan de manzana con salsa de escaramujo

Lo primero que hay que hacer en esta receta es la salsa de escaramujos. Para ello, pones el agua y el azúcar en una olla y la calientas. Cuando rompa a hervir, añades la rosa mosqueta y cueces a fuego lento hasta que espese. A continuación, cuelas la salsa de rosa mosqueta y déjala enfriar.

Mientras tanto, también deberías empezar a preparar el pastel. Para ello, pon la leche en un cazo y caliéntala hasta que rompa a hervir. A continuación, añade la vainilla, la rama de canela y la ralladura de limón. Déjalo cocer a fuego lento durante unos minutos. Reduce el fuego a bajo y espera hasta que el brebaje esté tibio.

Una vez hecho, colar para eliminar todos los grumos. Batir los huevos en un bol aparte. Mientras tanto, añade el azúcar y la leche escurrida. Mezclar todo hasta que se distribuya uniformemente.

Además, calienta una sartén, añade un poco de mantequilla o margarina y añade las manzanas caramelizadas. En este punto, se puede añadir el zumo de un limón para evitar que las manzanas se oxiden.

A continuación, toma una sartén para hornear el pastel. Añade tres cucharadas de azúcar y una de agua, ponlo al fuego y espera a que este elemento se caramelice. Cuando esto ocurra, mueve la sartén para asegurarte de que todo está distribuido. A continuación, se añade la mezcla de huevo y leche y se cuece en el horno a 180°C durante unos 40 minutos.

Cuando haya transcurrido este tiempo, habrán terminado. Retirar del horno y dejar que se enfríe a temperatura ambiente. En este punto, dar la vuelta al tarro y mojarlo en la salsa de rosa mosqueta. Transfiérelos a la nevera. Sírvelo frío y disfrútalo.

Rosquillas Krapfen o Berlinesas con mermelada de escaramujo

Rosquillas Krapfen rellenas de mermelada de escaramujo

El escaramujo es un fruto delicioso y muy valorado por sus increíbles propiedades medicinales y su alto contenido en vitamina C, lo que lo vuelve un elemento ampliamente utilizado en la preparación de diversas recetas gastronómicas. Una de estas recetas son las rosquillas, también llamadas “Krapfen”, rellenas con una nutritiva mermelada de escaramujo.

Si quieres aprender a preparar esta deliciosa receta, no dejes de leer este artículo. Estas rosquillas te fascinarán tanto que no podrás parar de comerlas.

Rosquillas Krapfen rellenas de mermelada de escaramujo

¿Qué es una rosquilla Krapfen?

Se trata de unas rosquillas ovaladas elaboradas a base de trigo, las cuales se rellenan de mermelada, crema pastelera, dulce de leche, arequipe, chocolate, avellanas, crema, etc. Es un postre muy popular durante los días de invierno, en especial en carnaval.

Este postre recibe diferentes nombres, como son: berlinesas, bola de fraile, buñuelos de Berlín, bombas y krapfen (este último principalmente en la zona de Baviera). En España se le conoce como “berlinesas” y existe una amplia variedad de rosquillas de este tipo, las cuales se diferencian por el material utilizado para su relleno.

Las rosquillas Krapfen son muy populares en la zona central de Europa y en Alemania, donde reciben el nombre de “berliner pfannkuchen”. En estas zonas se consume como un postre típico principalmente en los días previos a la cuaresma y después de navidad.

Las berlinesas o rosquillas Krapfen pertenecen a los postres que requieren de un tiempo previo de leudado donde la masa crece. Esto permite que las rosquillas se llenen un poco de aire, lo que aporta una textura especial y agradable al paladar.

Este postre consiste en una masa de harina de trigo, levadura, manteca, azúcar, huevo, esencia de vainilla y un relleno especial (usualmente mermelada). Dicha masa no es horneada, sino que se trata de un postre frito que finalmente es espolvoreado con azúcar glasé.

Origen de la rosquilla Krapfen

La primera mención de esta receta se encuentra en un libro alemán de recetas de cocina llamado Kuchenmeisterei” (“Maestría en la cocina”, ver en amazon), el cual fue publicado en el año 1485. En el libro, la receta recibe el nombre de “Gefüllte Krapfen” y su autor es anónimo.

En un principio, las rosquillas de Krapfen consistían en dos masas de pan con levadura rellenas de mermelada y freídas en manteca de cerdo. Fue tan famosa esta receta, que con el tiempo comenzó a extenderse por todo el mundo.

La historia relata que estas famosas rosquillas adquirieron la forma de bollos gracias a la invención de un pastelero alemán que vivió durante el reinado de Federico el Grande. Durante el año de 1756, dicho pastelero quiso ingresar al ejército, pero el puesto se le negó debido a que no cumplía a cabalidad con los requerimientos. Sin embargo, el rey le concedió trabajar como panadero de campaña para el regimiento.

Se relata que el pastelero quedó tan agradecido con el monarca que quiso sorprenderlo con un postre especial, pero como el ejército no tenía acceso a hornos el pastelero elaboró unos bollos, los frío y los rellenó. De esta manera el postre comenzó a crecer en popularidad y se expandió por todo el continente.

La mejor receta de rosquilla Krapfen con mermelada escaramujo del 2021

Esta receta es ideal para ser disfrutada en cualquier época del año, especialmente durante carnaval o en la cuaresma, según la tradición europea. Por estar rellenas con una deliciosa mermelada de escaramujo, estas rosquillas Krapfen son saludables y sirven como una fuente de vitamina C.

Atrévete a probar esta receta que seguramente le encantará a todos los miembros de tu familia, tanto a niños como a adultos. A continuación te diremos los materiales que necesitas y te indicaremos a detalle cómo debes prepararla.

Ingredientes y materiales

Para elaborar la masa:

  • 300 mililitros de leche entera.
  • 80 gramos de azúcar.
  • 25 gramos de levadura fresca de panadería.
  • 80 gramos de mantequilla.
  • 2 huevos de tamaño mediano.
  • 2 cucharadas de vainilla líquida.
  • 600 gramos de harina para hacer pan (harina de trigo fuerte).
  • Una pizca de sal.
  • La ralladura de medio limón.

Para freír:

  • Aceite de oliva virgen o aceite de girasol.
  • Una sartén honda.

Para la mermelada de escaramujo:

  • Escaramujos dulces (los cuales se identifican por su color rojo intenso).
  • Agua.
  • Una olla.
  • Azúcar.

Para la decoración final:

  • Azúcar pulverizada (azúcar glasé).

Preparación

Preparación de la masa

  • Mezcla la levadura junto con la leche, dejando reposar por aproximadamente 1 minuto a 37 °C. Esto permitirá activar la levadura y potenciar su capacidad para leudar la masa.
  • Añade los huevos, la mantequilla, el azúcar, la mantequilla y la esencia de vainilla. Mezcla bien hasta que no queden grumos de azúcar.
  • El siguiente paso será añadir la harina junto con la sal y la ralladura de limón. Luego, tendrás que amasar hasta tener una masa compacta, firme y suave.
  • Coloca la masa en un cuenco o en alguna cazuela, cúbrela con una bolsa plástica o con un paño de algodón y déjala reposar durante 1-2 horas aproximadamente, hasta que haya crecido el doble.
  • Transcurrido ese tiempo, coloca la masa en el mesón y amasa otro poco para quitarle el aire.
  • Agrega un poco de harina en el mesón y comienza a formar los bollos. Para eso, divide la masa en pequeñas porciones de aproximadamente 40 gramos cada una, luego pon tu mano en forma de “C” y comienza a darle forma moviendo tu brazo en el sentido de las agujas del reloj. Esta técnica se conoce como “boleado”.
  • Finalmente, coloca los bollos resultantes en una bandeja y tápalos nuevamente con una bolsa de plástico o con un paño de algodón. Déjalos reposar por 30 minutos o una hora, hasta que vuelvan a doblar su tamaño. Mientras transcurre este tiempo, puedes preparar la mermelada de escaramujo.

Preparación de la mermelada de escaramujo

  • Toma los escaramujos y, con la ayuda de un cuchillo, córtalos por la mitad para quitarles las semillas y los pelos que puedan tener.
  • Limpia los escaramujos y cocínalos durante aproximadamente media hora, agregando agua en proporción 1:1 (es decir, por cada taza de escaramujo deberás agregar 1 taza de agua).
  • Posteriormente, pon los escaramujos en una olla aparte, agrega la mitad de su peso en azúcar y cocínalos a fuego bajo junto con un poco de agua.
  • Espera hasta que los frutos se cocinen lo suficiente hasta formar la textura característica de la mermelada.
Mermeladas de Escaramujo

Proceso para freír los bollos

  • Agrega abundante aceite en un sartén hondo y déjalo calentar a fuego alto durante aproximadamente 5 minutos.
  • Agrega los bollos y fríelos, volteándolos cada cierto tiempo, asegurándote que ambos lados del bollo se doren correctamente.
  • Escurre el exceso de aceite y deja enfriar cada rosquilla durante aproximadamente 20 minutos.

Proceso para rellenar y decorar los bollos

  • Utilizando una jeringa, toma suficiente mermelada de escaramujo e inyéctala en cada una de las rosquillas. Asegúrate de distribuirla correctamente.
  • Finalmente, espolvorea un poco de azúcar pulverizada en la parte superior de cada rosquilla Krapfen.
  • La mermelada de escaramujo es el ingrediente principal en esta receta, ya que ella le aportará un sabor entre dulce y ácido que seguramente te fascinará, sin mencionar que tiene diversos beneficios para la salud de tu cuerpo.

Si sigues a cabalidad esta receta, puedes preparar aproximadamente 26 rosquillas Krapfen. Estas rosquillas las puedes acompañar con un poco de té, café, soda o tu bebida favorita, y son ideales para merendar durante los días de invierno. ¡Disfrútalas!

Referencias

El mejor té latte de escaramujo y manzanilla

té latte de escaramujo y manzanilla

El escaramujo es un fruto que no solo se consume en postres y alimentos sólidos, sino que también es ideal para preparar toda clase de bebidas nutritivas y relajantes. Entre las bebidas calientes elaboradas con escaramujo destacan distintos tipos de tés, los cuales combinados con otras hierbas proporcionan beneficios increíbles para nuestro cuerpo.

té latte de escaramujo y manzanilla

Mezclar el escaramujo con la manzanilla te aportará propiedades relajantes, ideales para aliviar el estrés y la ansiedad de un arduo día de trabajo. Si quieres aprender cómo preparar esta deliciosa bebida, no dejes de leer este artículo.

Beneficios del té latte de escaramujo y manzanilla

El escaramujo y la manzanilla son ampliamente conocidos por sus propiedades medicinales. La mezcla de estos ingredientes y su consumo en forma de té le proporcionará a tu cuerpo increíbles beneficios, entre los que destacan:

  • Mejora los procesos digestivos. Tanto la manzanilla como el escaramujo contienen elementos que facilitan la función intestinal y mejoran los procesos digestivos, ayudando así a combatir afecciones como el estreñimiento, la gastritis o el síndrome de colon irritable.
  • Regula la circulación sanguínea. La manzanilla contiene luteolina, apigenina y bisabolol, elementos que favorecen la relajación de los vasos sanguíneos; mientras que el escaramujo es un tónico venoso por excelencia. La combinación de ambos elementos mantendrá saludable tu sistema circulatorio, lo que a su vez te ayudará a prevenir enfermedades cardiacas.
  • Combate enfermedades respiratorias. Desde tiempos antiguos, el escaramujo y la manzanilla han sido utilizados para combatir enfermedades en el sistema respiratorio, como bronquitis, gripe y resfriado común.
  • Alivia el estrés y la ansiedad. La combinación de las propiedades relajantes de la manzanilla junto con la capacidad del escaramujo para actuar como un reconstituyente del cuerpo es ideal para combatir el estrés y la ansiedad.
  • Combate el insomnio. Gracias a sus propiedades relajantes, la mezcla de manzanilla y escaramujo es ideal para conciliar el sueño.
  • Elimina los líquidos acumulados. La manzanilla y el escaramujo son considerados diuréticos naturales, por lo que favorecen la salud de los riñones y promueven la eliminación de líquidos acumulados.
  • Favorece la salud ósea. El calcio contenido en este té es perfecto para mantener los huesos saludables y prevenir enfermedades como la osteoporosis.

¿Cómo preparar el té latte de escaramujo y manzanilla?

La preparación de esta bebida es muy sencilla y rápida, siendo elaborada a base de leche, jarabe de escaramujo y manzanilla. En tan solo 10 minutos puedes disfrutar de sus beneficios y de su exquisito sabor (esto suponiendo que hayas comprado el jarabe de escaramujo o que lo hayas preparado previamente).

A continuación, te indicaremos los ingredientes que necesitas y cuáles son los pasos que debes seguir para prepararla.

Ingredientes del jarabe de escaramujo

  • 250 gramos de escaramujos.
  • 1 Litro de agua.
  • 200 gramos de azúcar.

Preparación del jarabe de escaramujo

Si no has comprado el jarabe de escaramujo, entonces deberás elaborarlo tú mismo como paso previo a la elaboración de tu té latte de escaramujo y manzanilla. Para ello deberás seguir los siguientes pasos:

  1. Lava los escaramujos, aproximadamente 250 gramos, quitándoles las semillas y los pelos que puedan tener.
  2. En una olla a fuego medio-alto, coloca un litro de agua y agrega los escaramujos. Luego, déjalos hervir durante aproximadamente 10 minutos.
  3. Apaga el fuego y deja reposar la preparación durante aproximadamente 10-20 minutos.
  4. Utilizando un colador fino, el siguiente paso será colar la preparación, apretando bien los frutos para extraer todo su jugo.
  5. Agrégale el azúcar al líquido y mezcla bien. El resultado será el jarabe, puedes guardarlo en un frasco de vidrio para garantizar su preservación.

Ingredientes del té latte de escaramujo y manzanilla

  • Media taza de agua caliente
  • 1 taza de azúcar (o unas cucharadas de algún endulzante natural, como la miel).
  • Media taza de leche (preferiblemente de almendras o de nueces, pero puede ser la que prefieras).
  • 3 cucharadas de jarabe de escaramujo.
  • 2 cucharadas de manzanilla (o té de manzanilla).
  • 2 escaramujos sin semillas (opcional, para decorar).

Preparación del té latte de escaramujo y manzanilla

  1. En una olla o en el microondas, calienta una taza de agua hasta que esté tibia.
  2. Agrega las 2 cucharadas del jarabe de escaramujo.
  3. Agrega el agua de manzanilla. En caso de que no lo tengas, puedes preparar un poco agregando 2 cucharadas de manzanilla a media taza de agua caliente, dejándolo reposar 10 min y colándolo.
  4. Calienta la leche en el microondas o en una olla durante aproximadamente 30 segundos. Posteriormente, agrégale 1 cucharada de jarabe de escaramujo.
  5. Agrega la leche a la mezcla de té inicial.
  6. Añade dos escaramujos cortados. Este paso es opcional y sirve para decorar la taza.

Siguiendo estos pasos podrás disfrutar de una deliciosa bebida caliente que te relajará y beneficiará tu cuerpo de maneras sorprendentes.

Algunas personas baten fuertemente la leche antes de agregarla al té, esto con el fin de generar espuma, lo cual hace que la bebida luzca mucho más apetecible.

Si quieres hacer que esta bebida sea más saludable para tu cuerpo, una excelente opción es sustituir el azúcar con algún endulzante natural, como la miel. La miel también es conocida por ser un estimulante del sistema digestivo, así como por sus propiedades curativas y relajantes.

También puedes variar las proporciones que se utilizan de manzanilla y de escaramujo, siempre de acuerdo a tus necesidades y gustos. Agregando mayor cantidad de estos ingredientes conseguirás un sabor más intenso.

El té latte de escaramujo y manzanilla te fascinará por su sabor floral, más aún si utilizas leche de nueces o de almendras.

Cuándo tomar el té

Existen determinadas horas especiales en las que puedes disfrutar de este té para beneficiarte de sus propiedades, dependiendo de tus necesidades:

  • Para mejorar los procesos digestivos, se recomienda tomar una taza de este té después de cada comida. Esto ayudará a potenciar el funcionamiento de nuestros intestinos.
  • Para combatir el insomnio, se recomienda tomarlo cada noche antes de dormir. De esta manera tu cuerpo se relajará lo suficiente para conciliar el sueño.
  • Para combatir las enfermedades respiratorias, se recomienda tomar una taza de té durante la mañana y otra taza en la noche.

Mejor época para disfrutar este té

La combinación especial del escaramujo junto con la manzanilla hace que este té sea ideal para calmar y relajar la mente y el cuerpo. Es por eso que este té es ideal durante los días lluviosos, fríos y lúgubres.

Cuando pruebes esta bebida, su sabor agridulce y herbal harán que la conviertas en tu bebida favorita del invierno. Ella te hará recordar la esperanza de la primavera, de las flores y de la belleza de la naturaleza.

Referencias

¿Cómo hacer la mejor Infusión de Escaramujo con Hibisco?

Infusión de Escaramujo con Hibisco

El escaramujo es un fruto altamente conocido y valorado debido a las propiedades que le aporta a nuestro organismo. Por lo tanto, incluirlo en tu dieta es una excelente forma de mantenerte saludable.

Puedes consumirlo diariamente de diferentes maneras, ya sea como ingrediente en tus postres favoritos o en algún tipo de bebida.

Una excelente opción para aprovechar los beneficios de este fruto es la preparación de infusiones. Además puedes adicionarle otras hierbas para potenciar los efectos beneficiosos.

Entre estas hierbas se encuentra el hibisco, que es una planta que también es valorada por la medicina naturalista. Atrévete a probar esta receta y prepara una saludable infusión de escaramujo con hibisco.

Receta Infusión de Escaramujo con Hibisco del 2021

Beber una infusión de escaramujo e hibisco beneficiará a tu cuerpo de maneras sorprendentes. Además que podrás degustar un increíble sabor que seguramente le fascinará a tu paladar.

Esta infusión no solo te relajará y aliviará tu estrés o ansiedad, sino que también podrás aprovechar sus efectos antiinflamatorios, cicatrizantes, rejuvenecedores y diuréticos.

A continuación en Escaramujo.online te indicamos los ingredientes y los pasos a seguir para que puedas preparar  esta bebida.

Ingredientes:

  • 1 taza de agua.
  • 3 o 4 hojas procedentes de la flor de hibisco.
  • 2 o 3 escaramujos.
  • Endulzante (este ingrediente es opcional, y puedes utilizar miel o panela para evitar endulzantes artificiales).
hibisco y escaramujo secos

Preparación:

  1. En una olla pequeña, calentar la taza de agua y dejarla hervir por al menos un minuto.
  2. Agregar las hojas de flor de hibisco y los escaramujos. Es importante que los escaramujos hayan sido lavados previamente y que se les hayan quitado las semillas. Las semillas puede agregar un sabor desagradable a la infusión, además que son difíciles de digerir por nuestro cuerpo.
  3. Dejar hervir la preparación durante aproximadamente 5 minutos, siempre a fuego lento para evitar que el agua se evapore por completo.
  4. Transcurrido ese tiempo, apaga el fuego, deja enfriar un poco, agrega tu endulzante favorito y ya tendrás lista la infusión de escaramujo con hibisco.

El sabor de esta infusión va a depender mucho de la cantidad de escaramujo y de hojas de hibisco que utilices para prepararla. Mientras más cantidad agregues de estos ingredientes, el sabor que obtendrás serás más intenso.

Sin embargo, es recomendable que tengas cuidado con las cantidades. Todo en exceso es malo, incluso una mezcla tan beneficiosa como esta.

¿Cuándo tomar la Infusión de Escaramujo con Hibisco?

Debido a que esta infusión mejora los procesos digestivos, muchos médicos naturalistas recomiendan su consumo 1-2 horas antes de cada comida, o únicamente antes del desayuno y la cena (antes de dormir). La dosis variará dependiendo de tus gustos, necesidades y recomendaciones de tu médico.

La mejor receta de escaramujo con hibisco

Lo más importante es que puedas incluir el consumo de esta infusión dentro de tu rutina diaria, para así aprovechar todos sus beneficios.

También es recomendable bebas esta infusión moderadamente, ya que su exceso puede ser perjudicial para tu cuerpo.

¿Qué es el escaramujo?

Se le llama “escaramujo” al fruto proveniente del rosal silvestre, específicamente de la variedad conocida como “rosa canina”. Este fruto es fácil de reconocer debido a su color rojo intenso y a su forma ovalada.

planta de escaramujos

Se trata de un fruto extremadamente rico en vitamina C, flavonoides, taninos y diversos compuestos y nutrientes beneficiosos para nuestro cuerpo.

Entre sus usos en la medicina tradicional destacan el hecho de que es un excelente antiinflamatorio, cicatrizante, diurético, astringente, digestivo y tónico para revitalizar el organismo.

¿Qué es el hibisco?

El hibisco en una planta de aproximadamente tres metros de altura y con flores de pétalos de 8-10 cm de diámetro. Estas flores son las más utilizadas en la medicina naturalista y destacan por tener un color amarillento con manchas oscuras, las cuales se van poniendo rojas a medida que la flor va madurando y marchitándose.

Flores de Hibisco

Las flores de hibisco se caracterizan por su increíble aroma, lo que la vuelve una especie muy utilizada en la industria de la cosmética y belleza. Sin embargo, su aroma no es el único aspecto de esta flor que es valorado por la humanidad.

Las flores de hibisco tienen una gran cantidad de propiedades beneficiosas para la salud humana.  Entre ellas en Escaramujo.online destacamos:

  • Es un relajante que actúa directamente sobre el sistema nervioso, permitiendo combatir el estrés y la ansiedad.
  • Optimiza el funcionamiento del sistema circulatorio, por lo que es una planta perfecta para tratar problemas en la presión arterial.
  • Tiene propiedades diuréticas, lo que permite limpiar a nuestro cuerpo de toxinas.
  • Mejora los procesos digestivos y funciona como laxante.
  • Sus componentes antioxidantes le brindan protección a las células de nuestro cuerpo, retrasando el envejecimiento.
  • Al igual que el escaramujo, posee una alta cantidad de vitamina C, lo que lo vuelve un remedio perfecto para combatir la gripe y otras afecciones.
  • Posee mucílago, un compuesto perfecto para hidratar la piel y rejuvenecerla.
  • Fortalece el cuero cabelludo.
  • Ayuda a combatir los dolores y cólicos menstruales.

El hibisco es una planta originaria de África y América, cuyo color rojo intenso es fácilmente distinguible. Algunas personas la conocen por el nombre de “flor de Jamaica”, y con ella elaboran distintos tipos de bebidas e infusiones para aprovechar sus beneficios.

¿Cómo adquirir hibisco y escaramujo?

Mezcla de té de hibisco y escaramujos secos

El hibisco es una planta que puede resultar difícil de adquirir, pero esto no es el caso de sus flores. Las flores de hibisco están disponibles en casi cualquier tienda naturalista o de jardinería, ya sea en forma de extracto, tintura o desecadas. El escaramujo también lo puedes obtener en este tipo de tiendas especializada.

Comprar en Amazon

En el mercado actual también existen bolsitas de té de escaramujo con hibisco (ver en Amazon), las cuales son ideales si quieres preparar una infusión de este tipo. En la tienda online de Amazon puedes adquirir esta y todas las posibilidades anteriormente dichas.

Usos y Propiedades del Escaramujo y del Hibisco

La mezcla de estos componentes no solo es común para preparar infusiones, sino que también son perfectos a la hora de elaborar diversos tipos de recetas culinarias. Se pueden elaborar mermeladas, bebidas, postres, etc.

La rosa del hibisco y de la rosa canina (de la cual proviene el escaramujo) también son empleada con fines ornamentales, ya que son muy agradables a la vista. Se usan para decorar toda clase de espacios, desde recibidores hasta oficinas o salas de eventos especiales.

Gracias al increíble aroma que expiden estas plantas, el aceite que se extraje de ellas también es utilizado para elaborar perfumes.

Sin duda alguna, estas plantas son ideales para satisfacer tus necesidades en muchos sentidos.

Contraindicaciones de la infusión de escaramujo con hibisco

  • El consumo de esta infusión tiene limitaciones, como la mayoría de los remedios naturales. Aunque tenga efectos beneficiosos, la realidad es que el exceso de escaramujo o de hibisco puede provocar efectos desfavorables (como mareos, malestar estomacal, diarrea etc.).
  • Su consumo no se recomienda en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, ya que las moléculas de estos componentes pueden afectar negativamente el desarrollo del bebé y de la leche materna.
  • Esta infusión puede tener grandes cantidades de azúcar dependiendo del endulzante que se emplee, por lo que su consumo no es recomendado en personas que padecen diabetes.
  • Como cualquier tipo de remedio (sea natural o en fármaco), siempre es mejor asistir periódicamente a la consulta con un médico y seguir sus recomendaciones.

Referencias

El mejor muesli de escaramujo y manzana del 2021

Muesli de escaramujo y manzana

Los escaramujos son el fruto de la rosa canina, los cuales maduran en el periodo que transcurre entre el verano y el otoño. Estos frutos se caracterizan principalmente por su color rojo y por poseer grandes cantidades de vitamina C y de otros compuestos altamente beneficiosos para nuestro organismo.

Muesli de escaramujo y manzana

Por tratarse de un fruto saludable y delicioso, los escaramujos se han ganado el cariño y favoritismo de los amantes de una alimentación saludable. Con ellos se pueden elaborar toda clase de recetas, desde mermeladas, tés y jarabes, hasta galletas e incluso vinos.

Algunas personas también utilizan este fruto para tener un desayuno energético y saludable. El muesli de escaramujo y manzana es una de las recetas ideales para obtener la energía necesaria para empezar el día.

¿Qué es el muesli de escaramujo y manzana?

El muesli es un alimento suizo, inventado durante el siglo XX por Maximilian Bircher-Benner. Se trata de un alimento elaborado a base de cereales y frutas, consumido principalmente como desayuno (aunque también puede servir como merienda o cena).

El muesli de escaramujo y manzana destaca por ser un alimento nutritivo y balanceado, lleno de las vitaminas, minerales y proteínas necesarias para mantener saludable a nuestro organismo.

Su consumo es recomendado para todo tipo de personas, en especial aquellas que tienen problemas de estreñimiento o que llevan una dieta desequilibrada.

Los ingredientes de este plato son: frutos secos, cereales y frutas deshidratadas. Es un alimento fácil de preparar, por lo que puede sacarte de apuros en caso de que no tengas tiempo para cocinar un desayuno más elaborado.

También se puede consumir con un poco de leche o yogurt natural, lo que potenciará los sabores de cada fruta y le encantará a tu paladar.

Consideraciones iniciales

Seleccionar Escaramujos

Escaramujos en su punto

Para preparar esta receta, antes que nada deberás seleccionar apropiadamente los escaramujos, quitarles las semillas y secarlos.

Sea que cuentes con tu propia planta de rosa canina y vayas a cosechar escaramujos, o que decidas comprarlos en una tienda, tienes que asegurarte de que los escaramujos tengan un color rojo.

Este color rojo no puede ser muy intenso, ya que eso es un indicativo de que el escaramujo está muy maduro y sus propiedades beneficiosas se ven un poco disminuidas.

También deberás asegurarte de que el fruto no tenga zonas arrugadas o agujeros, ya que estos son síntomas de enfermedades o de presencia de gusanos.

Quitar Semillas y Pelos

Una vez que hayas seleccionado los mejores escaramujos de tu huerta o del supermercado, lo siguiente que deberás hacer es quitarle las semillas y los pelos.

Es necesario realizar este paso debido a que las semillas no son completamente digeridas por nuestro cuerpo, y los pelos le añaden un sabor agrio y fuerte a cualquier preparación, sin mencionar que pueden irritar nuestra boca.

Para quitarle las semillas a los escaramujos, deberás cortar los frutos por la mitad. De esta manera se pueden quitar las semillas y los pelos de una manera rápida y efectiva, luego de lo cual se procede a lavar y a escurrir cada fruto.

Semillas escaramujo

Secar Escaramujos

El siguiente paso previo a la preparación del muesli de escaramujo y manzana es secar los escaramujos. Para ello se procede a poner los frutos sin semilla en una sartén a fuego bajo, revolviendo constantemente con una cuchara para evitar que los escaramujos se quemen o se doren más de la cuenta.  Este proceso se hace durante aproximadamente 5 minutos.

Hay quienes prefieren utilizar el horno para secar los escaramujos, e incluso también hay personas que prefieren dejarlos secar de un día para otro de forma natural. Puedes utilizar el método con el que te sientas más cómodo y que se ajuste mejor a tus necesidades.

¿Cómo preparar el muesli de escaramujo y manzana?

Este plato consiste principalmente en un muesli elaborado a base de almendras, manzana, frutos secos, avena y escaramujo. Es el desayuno ideal para obtener la energía que necesitas para llevar a cabo tus actividades diarias.

Escaramujos y manzanas

A continuación en Escaramujo.online te detallamos los ingredientes que necesitarás y cuáles son los pasos para elaborar este delicioso alimento.

INGREDIENTES

  • 1 1/4 tazas de avena.
  • 1/3 de taza de escaramujos secos, sin semillas y sin pelos.
  • 1/2 taza de almendras crudas y picadas.
  • 1 cucharadita de canela en polvo (opcional).
  • Una pizca de nuez moscada, preferiblemente recién rallada (opcional).
  • 2/3 taza de leche entera.
  • 1/3 taza de yogur natural.
  • 1/2 taza de zumo de manzana.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • Miel al gusto (opcional)
  • 2 manzanas cortadas en forma de cubitos.

PREPARACIÓN

  • En un recipiente cerrado, procede a mezclar los escaramujos, la avena, las almendras, la nuez moscada y la canela.
  • Una vez mezclados bien todos esos ingredientes, el siguiente paso será agregar la leche, el jugo de manzana, el yogurt, el extracto de vainilla y la miel.
  • El siguiente paso es opcional, y consiste en dejar la mezcla tapada en la nevera durante toda la noche. Esto permite que las almendras y la avena se ablanden un poco y sean más fáciles de digerir por nuestro cuerpo. Este paso también rehidrata a los escaramujos, lo que le agrega un sabor especial a la preparación.
  • El último paso es agregar las manzanas a la hora de servir el muesli. También puedes agregar un poco de leche adicional si así lo deseas. Incluso hay personas a las que les gusta este plato caliente, por lo que proceden a calentarlo antes de comerlo.
Siguiendo esta receta obtendrás suficiente muesli de escaramujos y manzana como para 4 personas.

En este punto cabe destacar que no necesitas utilizar únicamente avena como cereal, sino que también puedes emplear arroz, trigo, cebada, centeno e incluso maíz inflado.

Algunas personas también complementan esta receta agregando otras frutas, como por ejemplo cambur, ciruela, uvas, nueces, avellanas, melocotón, higo, pera, etc.

Beneficios del muesli de escaramujo y manzana

Muesli de escaramujo listo para tomar

Este alimento no solo destaca por ser altamente nutritivo, sino que también le aporta una gran cantidad de beneficios a nuestro cuerpo, como son:

  • Oxigena nuestro cuerpo y ayuda a eliminar toxinas.
  • Debido a su alto contenido de fibras, este alimento mejora los procesos digestivos, por lo que su consumo es recomendado en personas que sufren de estreñimiento.
  • Es rico en vitaminas C, E A  y pectina (presente en la manzana), por lo que rejuvenece tu cuerpo y promueve el correcto funcionamiento de tu organismo.
  • Gracias al calcio presente en las almendras y en la leche, el muesli de escaramujo y manzana ayuda a fortalecer tus huesos y a prevenir la osteoporosis.
  • Se trata de un alimento con bajas cantidades de carbohidratos, por lo que su consumo es recomendado en personas con diabetes.
  • Las propiedades beneficiosas de los frutos secos actúan en conjunto para prevenir enfermedades cardiovasculares.

Se trata de un alimento ideal para un buen desayuno. No dejes de probarlo y de personalizar tu propia receta, agregando siempre tus frutos y cereales favoritos. ¡Tu cuerpo te lo agradecerá!

Referencias bibliográficas

Las Mejores Galletas con Mermelada de Escaramujo del 2021

Escaramujos recién cortados

Pocos frutos ofrecen tantos beneficios nutritivos como el escaramujo. Su alto contenido en vitaminas y hierro han hecho de este fruto uno de los más utilizados en la medicina naturalista para mantener un cuerpo saludable y tratar los síntomas de diversas afecciones (como la osteoartritis crónica, por ejemplo).  

En la actualidad existen muchas recetas que se pueden elaborar empleando escaramujo. Por ejemplo, este fruto puede utilizarse para elaborar mermelada, jarabe, tés, jaleas, juegos e incluso vinos.

La mermelada de escaramujo puede emplearse como ingrediente principal en la elaboración de varias recetas, una de ellas son las galletas de escaramujo.

Las galletas de escaramujo

Las galletas de escaramujo son particularmente especiales debido a sus beneficios medicinales y a su increíble sabor.

Se trata de unas galletas que no necesitan hornearse, además que son 100% saludables, libres de gluten y con poco contenido de carbohidratos. Son unas galletas llenas de vitaminas, las cuales son un excelente alimento para las meriendas, alguna fiesta e incluso en época navideña.

Mermeladas de Escaramujo

Las galletas de escaramujo son fáciles de hacer. Si eres de los que no tiene mucho tiempo para hornear pero amas el dulce y las galletas, entonces seguro esta receta te va a encantar y te la vamos a mostrar en Escaramujo.online.

¿Cómo preparar galletas de escaramujo?

Estas galletas crudas de escaramujo únicamente requieren de dos ingredientes sencillos de conseguir y de elaborar: harina de almendras y mermelada de escaramujo.

A diferencia de las galletas tradicionales, las galletas de escaramujo contienen bajas cantidades de azúcar y son libres de gluten, ya que no utilizan harina de trigo.

Debido a que estas galletas no llevan huevo, trigo o mantequilla, no se hornean. Este es uno de los motivos por los cuales algunos consideran que se trata de una receta poco elegante. Sin embargo, la realidad es que son deliciosas y seguramente calmarán tu apetito, además que pueden darle a tu mesa un toque agradable y especial.

INGREDIENTES

Los únicos ingredientes que vas a necesitar son la harina de almendras y la mermelada de escaramujo. Estos los puedes encontrar en alguna tienda o prepararlos en casa.

En caso de que decidas prepararlos tú mismo, a continuación en Escaramujo.online te indicamos los pasos que debes seguir para obtener la mermelada de escaramujo y la harina de almendras.

PREPARACIÓN DE LA HARINA DE ALMENDRAS

Elaborada a base de almendras molidas, la harina de almendras es increíblemente nutritiva, siendo rica en magnesio y en vitamina. También se trata de un ingrediente con pocas cantidades de carbohidratos y no tiene gluten, por lo que es adecuada para personas diabéticas, celíacas o con intolerancia al trigo.

Harina de almendras
Para preparar esta harina, lo único que necesitarás serán almendras. Una vez que las tengas, basta con que sigas los siguientes pasos:
  1. En caso de que tengas almendras con cáscara, lo primero que deberás hacer será pelarlas. Para ello solo tienes que ponerlas en agua hirviendo durante 1 minuto. Notarás cómo la cáscara se desprende sola.
  2. Una vez que hayas pelado las almendras, el siguiente paso será llevarlas a fuego bajo en un sartén, durante aproximadamente 10 minutos o hasta que estén doradas. En este punto es importante que no dejes de mover constantemente las almendras, ya que así evitarás que se quemen o que se doren más de la cuenta. Esto permitirá que las almendras estén completamente secas para que no se forme una pasta al momento de hacer la harina. También puedes utilizar el horno, si así lo prefieres.
  3. Cuando hayas observado que las almendras están lo suficientemente secas y doradas, el siguiente paso será retirarlas del fuego y dejarlas enfriar durante aproximadamente 1-2 horas. No tritures las almendras calientes, ya que si lo haces se formará una pasta espesa, en vez de la harina.
  4. Una vez que se hayan secado y enfriado las almendras, el paso final será triturarlas hasta obtener la harina. Puedes triturarlas en una licuadora o en un molino, como prefieras.

Esta harina de almendras es muy nutritiva y no solo te servirá para preparar las galletas de escaramujo, sino que también es muy útil en la elaboración de todo tipo de postres.

PREPARACIÓN DE LA MERMELADA DE ESCARAMUJO

La mermelada de escaramujo es una de las principales formas en la que muchas personas preparan este fruto para disfrutar de sus beneficios.

Siendo rica en vitamina C, hierro, flavonoides, carotenos y otros elementos saludables, esta mermelada es uno de los alimentos favoritos de los amantes de la medicina naturalista.

Para prepararla, solo tendrás que seguir los siguientes pasos:
  1. Selecciona escaramujos dulces, los cuales son fácilmente identificables debido a su rojo intenso.
  2. Una vez que tengas los escaramujos, el siguiente paso será quitarles las semillas y los pelos. Para ello tendrás que córtalos por la mitad.
  3. Procede a limpiar cada uno de los frutos, y luego ponlos a cocinar por media hora en una olla, agregando igual cantidad de agua (es decir, si usas una taza de escaramujos, tendrás que agregar una taza de agua, por ejemplo).
  4. Transcurrido el tiempo, saca los frutos y cocínalos a fuego bajo en otra olla, agregando un poco de agua y la mitad de su peso en azúcar.
  5. Deja que los frutos se cocinen hasta que se forme la mermelada.

Esta mermelada será el ingrediente principal de las galletas de escaramujo, y le aportarán a la preparación un sabor que seguramente le fascinará a tu paladar. Para usar la mermelada en la preparación de las galletas, es necesario que ésta esté más líquida que sólida.

También puedes usar esta mermelada para elaborar otras recetas o para untar con pan, aprovechando así al máximo los beneficios que te ofrece.

PREPARACIÓN DE LAS GALLETAS DE ESCARAMUJO

Una vez que hayas preparado la harina de almendras y la mermelada de escaramujo, ya podrás preparar tus galletas. Para ello necesitarás:

  • 80 gramos de mermelada de escaramujo.
  • 160 g de harina de almendras
  • Nueces o almendras para decorar (opcional).

Teniendo estos ingredientes, solo tendrás que seguir los siguientes pasos para elaborar las galletas de escaramujo:

Harina con mermelada de escaramujo
  1. Mezcla la mermelada de escaramujo junto con la harina de almendras, amasando y compactando todo hasta que quede una masa homogénea y suave.
  2. Coloca la masa en el refrigerador durante al menos diez minutos. Este paso es opcional, pero te permitirá compactar mejor la masa y obtener galletas más bonitas.
  3. Saca la masa del refrigerador y extiéndela hasta que tenga un grosor de aproximadamente 5 mm.
  4. Utilizando cortadores de galleta o un vaso, corta las formas de las galletas y ponlas con cuidado en una bandeja.
  5. Opcionalmente, puedes decorar con nueces o con almendras.
masa para galletas de escaramujo

Recomendaciones

Refrigeradas, estas galletas pueden durar hasta dos semanas. Si preparas una buena cantidad de galletas, podrás seguir disfrutando de su sabor durante varios días.

En caso de que ya tengas preparadas la mermelada y la harina de almendras, elaborar estas galletas te tomará menos de 15 minutos.

Algunas personas le agregan canela, vainilla, jengibre o algún otro ingrediente a la mezcla de galletas de escaramujo. Esto es opcional, pero vale la pena intentarlo ya que les aportará un sabor especial.

Estas galletas son perfectas como merienda o para calmar las ganas de comer algo dulce. ¡No dejes de probarlas!

Referencias bibliográficas