El mejor té latte de escaramujo y manzanilla

El escaramujo es un fruto que no solo se consume en postres y alimentos sólidos, sino que también es ideal para preparar toda clase de bebidas nutritivas y relajantes. Entre las bebidas calientes elaboradas con escaramujo destacan distintos tipos de tés, los cuales combinados con otras hierbas proporcionan beneficios increíbles para nuestro cuerpo.

té latte de escaramujo y manzanilla

Mezclar el escaramujo con la manzanilla te aportará propiedades relajantes, ideales para aliviar el estrés y la ansiedad de un arduo día de trabajo. Si quieres aprender cómo preparar esta deliciosa bebida, no dejes de leer este artículo.

Beneficios del té latte de escaramujo y manzanilla

El escaramujo y la manzanilla son ampliamente conocidos por sus propiedades medicinales. La mezcla de estos ingredientes y su consumo en forma de té le proporcionará a tu cuerpo increíbles beneficios, entre los que destacan:

  • Mejora los procesos digestivos. Tanto la manzanilla como el escaramujo contienen elementos que facilitan la función intestinal y mejoran los procesos digestivos, ayudando así a combatir afecciones como el estreñimiento, la gastritis o el síndrome de colon irritable.
  • Regula la circulación sanguínea. La manzanilla contiene luteolina, apigenina y bisabolol, elementos que favorecen la relajación de los vasos sanguíneos; mientras que el escaramujo es un tónico venoso por excelencia. La combinación de ambos elementos mantendrá saludable tu sistema circulatorio, lo que a su vez te ayudará a prevenir enfermedades cardiacas.
  • Combate enfermedades respiratorias. Desde tiempos antiguos, el escaramujo y la manzanilla han sido utilizados para combatir enfermedades en el sistema respiratorio, como bronquitis, gripe y resfriado común.
  • Alivia el estrés y la ansiedad. La combinación de las propiedades relajantes de la manzanilla junto con la capacidad del escaramujo para actuar como un reconstituyente del cuerpo es ideal para combatir el estrés y la ansiedad.
  • Combate el insomnio. Gracias a sus propiedades relajantes, la mezcla de manzanilla y escaramujo es ideal para conciliar el sueño.
  • Elimina los líquidos acumulados. La manzanilla y el escaramujo son considerados diuréticos naturales, por lo que favorecen la salud de los riñones y promueven la eliminación de líquidos acumulados.
  • Favorece la salud ósea. El calcio contenido en este té es perfecto para mantener los huesos saludables y prevenir enfermedades como la osteoporosis.

¿Cómo preparar el té latte de escaramujo y manzanilla?

La preparación de esta bebida es muy sencilla y rápida, siendo elaborada a base de leche, jarabe de escaramujo y manzanilla. En tan solo 10 minutos puedes disfrutar de sus beneficios y de su exquisito sabor (esto suponiendo que hayas comprado el jarabe de escaramujo o que lo hayas preparado previamente).

A continuación, te indicaremos los ingredientes que necesitas y cuáles son los pasos que debes seguir para prepararla.

Ingredientes del jarabe de escaramujo

  • 250 gramos de escaramujos.
  • 1 Litro de agua.
  • 200 gramos de azúcar.

Preparación del jarabe de escaramujo

Si no has comprado el jarabe de escaramujo, entonces deberás elaborarlo tú mismo como paso previo a la elaboración de tu té latte de escaramujo y manzanilla. Para ello deberás seguir los siguientes pasos:

  1. Lava los escaramujos, aproximadamente 250 gramos, quitándoles las semillas y los pelos que puedan tener.
  2. En una olla a fuego medio-alto, coloca un litro de agua y agrega los escaramujos. Luego, déjalos hervir durante aproximadamente 10 minutos.
  3. Apaga el fuego y deja reposar la preparación durante aproximadamente 10-20 minutos.
  4. Utilizando un colador fino, el siguiente paso será colar la preparación, apretando bien los frutos para extraer todo su jugo.
  5. Agrégale el azúcar al líquido y mezcla bien. El resultado será el jarabe, puedes guardarlo en un frasco de vidrio para garantizar su preservación.

Ingredientes del té latte de escaramujo y manzanilla

  • Media taza de agua caliente
  • 1 taza de azúcar (o unas cucharadas de algún endulzante natural, como la miel).
  • Media taza de leche (preferiblemente de almendras o de nueces, pero puede ser la que prefieras).
  • 3 cucharadas de jarabe de escaramujo.
  • 2 cucharadas de manzanilla (o té de manzanilla).
  • 2 escaramujos sin semillas (opcional, para decorar).

Preparación del té latte de escaramujo y manzanilla

  1. En una olla o en el microondas, calienta una taza de agua hasta que esté tibia.
  2. Agrega las 2 cucharadas del jarabe de escaramujo.
  3. Agrega el agua de manzanilla. En caso de que no lo tengas, puedes preparar un poco agregando 2 cucharadas de manzanilla a media taza de agua caliente, dejándolo reposar 10 min y colándolo.
  4. Calienta la leche en el microondas o en una olla durante aproximadamente 30 segundos. Posteriormente, agrégale 1 cucharada de jarabe de escaramujo.
  5. Agrega la leche a la mezcla de té inicial.
  6. Añade dos escaramujos cortados. Este paso es opcional y sirve para decorar la taza.

Siguiendo estos pasos podrás disfrutar de una deliciosa bebida caliente que te relajará y beneficiará tu cuerpo de maneras sorprendentes.

Algunas personas baten fuertemente la leche antes de agregarla al té, esto con el fin de generar espuma, lo cual hace que la bebida luzca mucho más apetecible.

Si quieres hacer que esta bebida sea más saludable para tu cuerpo, una excelente opción es sustituir el azúcar con algún endulzante natural, como la miel. La miel también es conocida por ser un estimulante del sistema digestivo, así como por sus propiedades curativas y relajantes.

También puedes variar las proporciones que se utilizan de manzanilla y de escaramujo, siempre de acuerdo a tus necesidades y gustos. Agregando mayor cantidad de estos ingredientes conseguirás un sabor más intenso.

El té latte de escaramujo y manzanilla te fascinará por su sabor floral, más aún si utilizas leche de nueces o de almendras.

Cuándo tomar el té

Existen determinadas horas especiales en las que puedes disfrutar de este té para beneficiarte de sus propiedades, dependiendo de tus necesidades:

  • Para mejorar los procesos digestivos, se recomienda tomar una taza de este té después de cada comida. Esto ayudará a potenciar el funcionamiento de nuestros intestinos.
  • Para combatir el insomnio, se recomienda tomarlo cada noche antes de dormir. De esta manera tu cuerpo se relajará lo suficiente para conciliar el sueño.
  • Para combatir las enfermedades respiratorias, se recomienda tomar una taza de té durante la mañana y otra taza en la noche.

Mejor época para disfrutar este té

La combinación especial del escaramujo junto con la manzanilla hace que este té sea ideal para calmar y relajar la mente y el cuerpo. Es por eso que este té es ideal durante los días lluviosos, fríos y lúgubres.

Cuando pruebes esta bebida, su sabor agridulce y herbal harán que la conviertas en tu bebida favorita del invierno. Ella te hará recordar la esperanza de la primavera, de las flores y de la belleza de la naturaleza.

Referencias